MONTSE NAVARRO QUERO

Jamás podré olvidar que salí por la puerta de mi trabajo un 13 de marzo para estar 15 días confinada en mi casa y, se convirtió en meses, nos lo tomamos un poco a broma al principio pero esto ha sido y es una pesadilla. Ver continuamente como subía la cifra de fallecidos y contagiados era como estar viendo una película de terror, me levantaba muchas mañanas pensando que era algo irreal pero no, este maldito virus vino para quedarse, no podemos ni debemos olvidar a nuestros vecinos que han dejado su vida en esta pandemia, ni olvidar a quienes han estado al pie del cañón día a día para que muchos estuviéramos seguros en casa. He sufrido por mi madre y mi tía de más de 80 años cada una y lo sigo haciendo, hasta que llegue la vacuna lo que debemos hacer es cuidarnos y con ello estaremos cuidando a los demás. Gracias.